marcaAgua

Obtención del producto


La carne destinada al consumo del “Lechazo de Castilla y León”, procede de las ganaderías aptas e inscritas en los registros de la I.G.P. “Lechazo de Castilla y
León”. Como se ha comentado anteriormente una ganadería es apta y pasa a los registros de la I.G.P. una vez que pasa de forma favorable todos los controles
que se le hace, cumpliendo todos y cada uno de los requisitos de forma exhaustiva.
La zona de sacrificio y faenado de la canal será la Comunidad Autónoma de Castilla y León.
El transporte del ganado al matadero se realizará en vehículos debidamente autorizados, de forma que el animal no sufra alteración o molestia que pueda
afectar a su estado o integridad física.
Se evitará coger a los animales por la piel, darles golpes o el amontonamiento en el transporte.
El transporte se realizará preferentemente por la mañana, evitando recorridos largos.
Si en una misma zona de recogida existiesen ovinos acogidos y no acogidos al Reglamento de la I.G.P., deberán ser transportados en jaulas diferentes en el
vehículo y reposar en zonas separadas.
El tiempo de reposo será el mínimo imprescindible y, en cualquier caso, de acuerdo con la legislación vigente. Todos los animales acogidos serán sacrificados
el mismo día de entrada en el matadero, siempre antes de 10 horas desde la entrada, y de manera separada del resto.
El oreo de las canales se realizará en cámaras a 4º C hasta el día siguiente al del sacrificio, no pudiendo ser expedida ninguna canal con anterioridad. A partir
de entonces las canales deberán conservarse en cámaras de refrigeración a 1º C y por un periodo máximo de cinco días.
Se considera que el periodo máximo de comercialización no deberá superar los ocho días desde el sacrificio, siempre conservando la cadena de frío.
El Consejo Regulador a través de los Servicios Técnicos determinará la aptitud de las canales amparables por la Indicación Geográfica Protegida, en base al
Reglamento de la misma, y de acuerdo con lo que se establezca en las normas de calificación, colocando una vitola numerada de uso alimentario
en cada cuarto, en la que figurará el logotipo del Consejo Regulador y con las indicaciones que permitan la identificación del producto protegido.
En los despieces se utilizarán etiquetas autoadhesivas con el logotipo y numeradas de forma que permitan la identificación del producto protegido.
El Consejo Regulador podrá determinar otro tipo de marcaje y embalaje adecuado con la mejor presentación del producto. Las canales descalificadas no
serán objeto de identificación ni de marcaje de ningún tipo. El reparto y distribución de canales de “Lechazo de Castilla y León” a los minoristas carniceros
y su conservación y venta cumplirán con la normativa de la I.G.P., evitándose en todo momento el deterioro de la calidad del producto.

Great new costomer Bonus Bet365 read here.
View best betting by artbetting.net
Download Full Premium themes